Piensa en alguien que admires, y ahora pregúntate por qué lo admiras. ¿Te pasa que ese alguien es muchas veces un referente de lo que quieres lograr en la vida?

Resulta que las marcas y las empresas hacen lo mismo. Ese proceso de referencia y admiración se llama Benchmarking, y consiste principalmente en conocer los productos, servicios y procesos de empresas y marcas líderes, comparándolos con el trabajo propio y realizar a partir de ahí las mejoras que se consideran, implementando un cambio positivo en consecuencia.

Aprender qué está haciendo tu competencia y conocer qué logros han alcanzado los líderes que sigues te permite tomar referencias para tu empresa e implementar técnicas y estrategias adecuadas que te ayudan a alcanzar un alto nivel de competitividad.

Es fundamental identificar qué tipo de benchmarking necesita tu empresa para empezar a implementarlo. Saber si necesitas un benchmarking competitivo, interno o funcional te ayudará a llevar a tu empresa a mirar hacia otras perspectivas, conocer qué falencias tiene y cómo mejorarlas y convertirlas en fortalezas.

En Equilibramos te ayudamos a ti y a tu empresa a realizar una correcta planeación, recopilación de datos, análisis y acción, para lograr de esa manera un seguimiento apropiado que lleve a tu marca a mejorar y a continuar creciendo.

¿Tienes en mente tus referentes? Cuéntanos quién te inspira, que en Equilibramos te orientamos a tomar lo mejor de esa inspiración.

Leave a Reply